Cosas que debes saber para aprender la Lengua de Señas

Cosas que debes saber para aprender la Lengua de Señas

1. Aprende dónde deben ir las manos.

La palma de tu mano siempre debe quedar frente a la persona a la que te estás dirigiendo, dobla el codo para que tu mano quede a la altura del pecho; todos los signos deben quedar frente a la persona a la que te diriges para que sea más fácil para ella leerlos.

Lo más importante de todo es que halles un punto de comodidad, la artritis y tendinitis dificultará el lenguaje con signos, en caso de que haya dolor deberás modificar tu postura.

Ten presente que no es solo un lenguaje para las manos y dedos de las manos, es un lenguaje que requiere de todo el cuerpo (torso, brazos y cabeza); las expresiones faciales son sumamente esenciales, es por esto que la gente con problemas auditivos siempre son percibidos “alegres” ya que utilizan la expresión facial como se utilizan los tonos en una conversación. Por ejemplo, levantar las cejas mientras cantas significa que estás preguntando algo.

2. Tómate el tiempo que necesites.

Como apenas estás empezando, se recomienda que tus movimientos sean lentos y pausados, esto te ayudará a dominar los movimientos así como facilitará que los demás puedan entenderte mejor.

3. Aprende a deletrear el alfabeto con el lenguaje de señas.

Deletrear con los dedos no es comúnmente utilizado en conversaciones comunes del lenguaje de señas, pero es esencial para deletrear palabras de las que no conoces las señas. Echa un vistazo a esta guía para obtener información sobre cómo deletrear cada letra del alfabeto.

4. Practica el signo de “hola”.

Este símbolo es universal para saludar a alguien y es un movimiento suave con la mano. Lleva tu mano a la frente dejando la palma hacia afuera. Haz un movimiento suave con la mano de derecha a izquierda.

5. Practica el signo de “adiós”.

La forma en la que dices adiós en este lenguaje depende completamente de la situación y formalidad requerida. Las formas más informales para decir adiós son: un simple movimiento de la mano, un gesto o levantar el pulgar. También puedes hacer la seña de “nos vemos después” apuntando con el dedo medio hacia tu ojo y apuntando con el dedo índice a la otra persona.

6. Aprende la seña de “gracias”.

Es uno de los signos más importantes ya que demuestran educación y atención. Junta los dedos de la mano derecha e izquierda dejando solo el pulgar de fuera y de forma horizontal. Con la palma de tu mano viendo hacia ti, toca con la yema de los dedos tu barbilla. Retira la mano de tu barbilla hacia adelante y hacia abajo formando un arco. Asienta con la cabeza mientras mueves las manos.

7. Aprende a decir “¿Cómo estás?”

Es uno de los comienzos conversacionales más fáciles de aprender, se separa en dos signos: “cómo” “estas”; la pregunta va implícita. Cierra los puños de ambas manos dejando de forma horizontal el pulgar, colócalas a la altura del pecho, junta los nudillos y los pulgares deberán estar apuntando hacia tu pecho. Gira ambas manos hacia el exterior sin separar los nudillos y deben seguir a la altura del pecho. Con la mano derecha a la altura del pecho, apunta a la otra persona.

8. Agrega más vocabulario y frases.

Conocer el abecedario es un buen principio pero recuerda que la mayoría de signos representan frases; poco a poco ve construyendo tu vocabulario y recuerda tomarte el tiempo necesario para dominar cada frase y palabra. Añadiendo nuevo vocabulario y practicando constantemente será la única forma en la que podrás dominar éste lenguaje.

Aprende cómo hacer con signos los números. El conocer los números y saber contar es una habilidad útil dentro de cualquier lenguaje. Aprende sobre referencias. Esta herramienta será de suma utilidad cuando vayas a nuevos lugares y conozcas gente nueva. El saber expresar la hora y los días de la semana serán también una herramienta útil cuando hagas planes.